Herramientas en línea

Descripción

La “administración por procesos” representa un nuevo paradigma de gestión organizacional que surge como respuesta a la dinámica de cambio acelerado, especialmente en los ámbitos tecnológico y social. Nuevas costumbres de consumo y de vida sumadas a la evolución de la era digital, significan cambios continuos en las necesidades de los segmentos de mercado.

Para responder de forma ágil a estas condiciones, las organizaciones requieren entenderse como un sistema que aprende, se adapta y evoluciona según lo necesita el mercado, por lo tanto, se fundamenta en una serie de principios de administración radicalmente diferentes a los aplicados hasta ahora.

Un sistema organizacional de características orgánicas, requiere estructuras de trabajo celulares basadas en inteligencia colectiva, que se nutren y retroalimentan de las nuevas necesidades de sus clientes, interactúan para desarrollar respuestas de valor atractivas y responden con agilidad.

A estas estructuras les denominamos “equipos de proceso” y se integran por personal con el talento requerido por su propósito, que generalmente resultan en equipos interdepartamentales.

ISO-9001:2015 promueve la visión de la empresa como un sistema compuesto de procesos, y la necesidad de administrar la mejora de su desempeño.

El programa “administración por procesos” se compone de doce módulos estructurados de acuerdo a un modelo que ordena su desarrollo por etapas, dirigidas a desarrollar la competencia, al tiempo que cada equipo transforma su proceso sincronizándolo y alineándolo en el propósito de entregar salidas de calidad consistente, en las cantidades y oportunidad requeridas.

Para facilitar la integración del sistema y la comprensión de las interdependencias entre los procesos que lo componen, se utiliza la aplicación electrónica “red de procesos”.

El propósito de la aplicación electrónica es ayudar a la empresa a definirse y entenderse como un sistema conformado por procesos interactuantes e interdependientes, y actúa como facilitador para:

  • interdependientes, y actúa como facilitador para:
  • definir y clasificar los procesos y partes interesadas del sistema;
  • desplegar las necesidades de los segmentos de clientes o partes interesadas en los procesos involucrados;
  • configurar los procesos para entregar las salidas con la calidad requerida;
  • definir las interacciones (entradas y salidas), entre los procesos con la finalidad de sincronizarlos y alinearlos;
  • clasificar las entradas de cada proceso en función de los recursos que lo componen;
  • registrar los acuerdos cliente – proveedor, incluyendo sus reglas de interacción;
  • evaluar el desempeño de cada entrada del proceso para provocar retroalimentación objetiva y colaboración en el propósito de la cadena.